Alfombras y cojines que huelen a verano

El porche del jardín, la terraza o el balcón toman protagonismo en esta época del año. Con la llegada del buen tiempo, estos espacios abiertos se convierten en auténticas extensiones del salón o del comedor de las viviendas.

Grandes, pequeños, de diferentes estilos… ¡Lo importante es crear un ambiente acogedor en el que poder disfrutar del aire libre sin salir de casa!

¿Un consejo para lograrlo? Coloca alfombras, muchos cojines y procura que la decoración exterior sea similar a la interior. Esa continuidad dentro-fuera evoca espacios más grandes.

Fíjate en esta propuesta de comedor que han colgado en la cuenta de @nicehomebcn. Reúne a la perfección ese juego dentro-fuera. La decoración exterior e interior se dan la mano y genera un todo armónico que inspira tranquilidad y huele a verano.

Nosotros apostamos por las fibras naturales. En concreto, si estás pensando en decorar un espacio exterior (siempre que esté protegido del agua), recomendamos el yute. Es un material ecológico y biodegradable que se adapta a cualquier ambiente, es muy resistente y sus tonos aportan calidez.

Su uso es sinónimo de elegancia relajada, de ambientes frescos, desengrasados y auténticos.

Combina fenomenal con el blanco y los tonos tierra, pero también con otras opciones más coloristas como los amarillos, verdes y azules. ¡Podemos decir que pega con todo!

Casa fenomenal con las plantas de la terraza, requiere de pocos cuidados, es fácil de limpiar y muy resistente a la torsión, por lo que es un material muy indicado en zonas de alto tránsito.

Además, las alfombras en el exterior (como en el interior) ayudan a separar espacios y a armonizan estancias.

Una alfombra grande de centro puede delimitar la zona de comedor en la que colocaremos una buena mesa con sillas y nos servirá para separarlo, por ejemplo, de otro ambiente destinado al descanso con sofás, pufs, butacas o hamacas.

¿Y los cojines?

¡Cuántos más mejor! Los cojines son una pieza clave cuando hablamos de confort en el hogar, ya sea en estancias dentro o fuera.

Acompañan una buena siesta de verano a la sombra protegidos de las horas centrales de más calor, o durante la noche, abrigando una sobremesa después de cenar.

Además, bien combinados nos ayudarán a conseguir el efecto de continuidad dentro-fuera del que hablábamos.

Para esta época del año prueba con materiales como las fibras naturales y el algodón. ¿Y si hablamos de color? ¡Atrévete con todo!

Los tonos claros, blancos y tierra son fáciles de combinar, aportan calma y esa sensación de limpieza y orden. Pero si hemos creado un fondo neutro, en el que predomina el color tierra, la madera y las fibras naturales, apuesta por una buena selección de cojines de colores y texturas diferentes.

Mira esta propuesta de Begoña y Berta Garrido de Estudio Sosters que publica en su cuenta @elmueble y que supera los 13.000 likes.

El blanco, el amarillo y el azul podemos decir que son los grandes protagonistas de las terrazas de estilo mediterráneo que tanto nos gustan. Pero también nos encanta la calidez de los tonos tostados: marrones, caldera y mostaza.

Pocas cosas son tan reconfortantes como el descanso en un ambiente que inspira paz y armonía. Si todavía no has preparado tu terraza… ¡Sigue nuestros consejos y activa el modo verano!

Entrada anterior
Piedras y cristales para armonizar la energía del hogar  
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.